El mal aliento (halitosis) es una de las preocupaciones más comunes en los pacientes de salud bucodental.

En primer lugar, es importante aclarar que puede haber muy diversas causas relacionadas con tu historial médico. Por ejemplo, enfermedades como la sinusitis, la diabetes, la insuficiencia renal o hepática pueden tener una gran influencia en esta problemática. Por eso, al acudir a nuestros expertos para solucionarlo, es apropiado portar su historial para identificar bien la causa.

Y en segundo lugar, nuestra rutina de higiene contribuye de forma muy positiva a erradicar el mal aliento.

A continuación compartimos algunas pautas que todos debemos seguir.

Hábitos saludables que previenen el mal aliento

Si bien hemos comentado que puede haber muchas razones que lo causen, la más común es la acumulación de placa bacteriana. Hay que seguir los siguientes pasos en nuestra rutina de higiene:

  1. Cepillarse los dientes al levantarse, acostarse y después de cada comida.
  2. Tu rutina de cepillado debe incluir la lengua, puesto que es una superficie propensa a albergar muchas bacterias.
  3. Escoge la pasta de dientes apropiada, que deje tu boca bien limpia y fresca. Lo ideal es que tenga un alto contenido en flúor.
  4. Al terminar el cepillado, emplea hilo o seda dental para extraer los pequeños trozos de comida que hayan quedado atrapados en zonas de difícil acceso.

Además, es necesario mantener una hidratación correcta y remover las células muertas de la piel.

Como te contamos en el artículo “¿Cómo afecta el tabaco a la salud bucal? ”, el tabaco provoca halitosis. Dejar este mal hábito va a ser muy beneficioso tanto para la salud bucal como para el resto de nuestro organismo.

Y para acabar, quizá debas revisar tu dieta para comprobar si estás empleando muchas especias, ajo y otros alimentos fuertes.

En Clínica Dental Plaza Dachs aportamos soluciones en forma de tratamientos personalizados a nuestros pacientes para erradicar el mal aliento (halitosis).

Contáctanos para más información.

Contacto