En ocasiones, las piezas ausentes no pueden sustituirse mediante prótesis fijas ni con implantes dentales, así que tenemos que recurrir a las prótesis dentales removibles para realizar el tratamiento restaurador.

Estas prótesis pueden ser de resina o esqueléticas, que combinan metal y resina. También pueden ser dentaduras completas o cubrir dientes ausentes de forma parcial. El éxito de las prótesis dentales removibles depende en gran medida de la cantidad de encía existente en nuestra boca y la salivación.

¿Es difícil adaptarse a las prótesis removibles?

Se necesita un tiempo de adaptación para habituarse a ella, y por eso se recomienda comenzar masticando alimentos blandos y evitar comer alimentos muy duros por riesgo de fractura. Pero aunque pueda ser incómodo durante un tiempo, es importante que se repongan siempre piezas ausentes para evitar problemas mayores, como problemas de masticación y el desplazamiento de los dientes (que provoca caries y enfermedad de las encías).

Ven a vernos
Consúltanos sin compromiso
Ubicación y contacto
Suscríbete a nuestra Newsletter


aviso legal y la política de privacidad.