Cómo afecta el estrés a tu salud bucal

La anómala situación mundial que estamos viviendo puede llegar a causar muchos nervios y estrés. Aún así, es necesario controlarlo pues el estrés es muy perjudicial para la salud bucal.

Por un lado, la reacción natural del cuerpo puede debilitar nuestros dientes por causas de bruxismo, enfermedades periodontales e irritaciones bucales.

Por otro lado, el estrés también es la puerta a hábitos poco saludables que produzcan daños irreversibles en nuestro organismo.

A lo largo de este artículo desarrollaremos la incidencia del estrés a nivel bucodental.

Consecuencias dañinas del estrés

En primer lugar, las complicaciones directas sobre nuestra salud dental son las siguientes:

  • Bruxismo. Rechinar o apretar los dientes de forma inconsciente – a menudo durante los periodos de sueño- es una reacción común al estrés. Esta acción involuntaria puede llegar a provocar fisuras en el interior de la dentadura.
  • Enfermedades periodontales. Se relacionan con el inflamado y sangrado de las encías. Las más comunes son la gingivitis y periodontitis. Si no se ataca a tiempo incluso pueden conllevar la pérdida de dientes. El estrés las provoca debido al exceso de segregación de cortisol.
  • Irritaciones bucales. Estas erupciones dolorosas y molestas también pueden ser la respuesta del cuerpo a una situación de estrés.

Y en segundo lugar, hay otros malos resultados que tienen que ver con los hábitos: tabaquismo, consumo alto de alcohol, alteración de rutinas (y por tanto, pérdida de buena praxis de higiene bucal…).

4 pautas para controlar el estrés

Aunque no existe una fórmula milagrosa, si sigues estas recomendaciones reducirás en gran medida los nervios y su incidencia en tu salud:

  1. Practica ejercicio a diario.
  2. Esfuérzate por tener horarios, en los que se incluya tu rutina de lavado bucodental y el descanso nocturno necesario.
  3. Infórmate, pero no te sobreexpongas a datos negativos de actualidad.
  4. Cuida tus relaciones personales. Dedícales tiempo y atiende sus necesidades.

Incluir en tu rutina estos consejos no es difícil y te ayudará a reducir el estrés y evitar daños en tu salud bucodental.
Y si ya tienes alguna afectación, recuerda que desde Clínica Dental Plaza Dachs ofrecemos tratamientos personalizados para ayudarte.

Contáctanos sin compromiso.

Contacto