Podemos estar afectando negativamente a nuestros dientes sin saberlo

Hábitos que pueden empeorar tu salud bucodental

Desde que somos pequeños y nos salen los primeros dientes, estamos acostumbrados a seguir una rutina de higiene dental determinada: lavarnos los dientes tres veces al día, utilizar seda dental, enjuagarnos con flúor… Sin embargo, hay hábitos que pueden empeorar nuestra salud bucodental y que no sabemos los efectos negativos que producen. En este artículo Clínica Dental Plaça Dachs enumera los hábitos que pueden empeorar la salud bucodental.

¿Qué hábitos afectan negativamente la salud bucodental?

  • Abrir envases y otro tipo de productos con los dientes. No vamos a negar que es un hábito que todos hemos hecho alguna vez, pero de esta forma podemos fracturarlos y desgastarlos. Semejante es el efecto al cortar cintas adhesivas. Los dientes acaban resintiéndose ante ese pequeño gesto.

  • Morder objetos duros. ¿Alguna vez has pensado por qué muerdes el bolígrafo o te muerdes las uñas? Hay muchos más elementos que puedes morder sin darte cuenta y que aumentan el riesgo de que sufras pequeñas fracturas en los dientes cada vez. Además, puedes acabar sufriendo dolencias al respecto como sensibilidad dental.

  • Tomar demasiados refrescos carbonatados. Este tipo de refrescos tienen mucho azúcar y ácidos que pueden erosionar la capa protectora de nuestro esmalte si los consumimos de forma continuada. En los peores casos, podemos perder esmalte y arriesgarnos a sufrir caries u otras infecciones bucales.

  • Tomar muchas bebidas con teína y cafeína. El té y el café no sólo amarillean y tiñen los dientes. También pueden dañar el esmalte, por lo que debemos hacer un consumo moderado que no pase factura a nuestra sonrisa.

  • Cepillarse los dientes justo después de comer. Aunque parezca mentira, podemos hacer que el ácido de nuestra boca se expanda por todos nuestros dientes al frotarlos, ya que después de las comidas el nivel de acidez bucal aumenta. Es mejor esperar unos 30 minutos antes de hacerlo.

  • Alargar la vida del cepillo de dientes demasiado. Recomendamos mantener el cepillo de dientes un máximo de 3 meses. Después de ese tiempo pierde efectividad y contiene demasiadas bacterias para seguir utilizándolo.

Estamos seguros que con estos consejos podrás lucir la sonrisa que siempre has soñado sin preocuparte. También puedes ponerte en contacto con nosotros para conocer más información sobre los hábitos que pueden empeorar tu salud bucodental.

¡No lo dudes!

Si tienes alguna duda, ponte en contacto con nosotros y nuestros especialistas te asesorarán para que elijas la opción que mejor se adapta a ti.

Contacto