Además del factor estético, la colocación correcta de los dientes es un aspecto fundamental en la salud bucal de niños y adultos. Algunas personas creen que es perjudicial usar brackets a determinadas edades.

En este artículo te despejaremos las dudas que puedas tener respecto a este tema y te daremos algunas recomendaciones útiles.

Brackets para niños

Es vital que, en el momento de colocar los brackets, el organismo haya desarrollado la capacidad de permitir cambios en el tejido óseo.

Por lo general, es cierto que lo ideal es corregir cuanto antes las posibles desviaciones en la dentadura, pues afectan al posible desarrollo de otras enfermedades bucales, pero siempre debes tener en cuenta que no se recomienda usarlos antes de haber mudado por completo los dientes. Es decir, en el momento de colocar la ortodoncia, no debe haber ningún diente de leche. Normalmente, este cambio sucede entre los 9 y los 12 años.

Claro está, esta es la recomendación general, pero cada caso debe estudiarse de manera personal para asegurar el mejor tratamiento en cada caso.

Otro argumento a favor de colocarlos en esta etapa del crecimiento es la fácil adaptación que tienen los niños. Siempre puedes personalizarlos y cambiar su color para hacerlos más atractivos y divertidos.

¿Demasiado tarde para un adulto?

Aún y así, ¿quiere decir esto que los adolescentes y adultos no están a tiempo de utilizar brackets? En absoluto, pues los beneficios son los mismos y se asegura obtener los mismos resultados. Nunca es tarde para mejorar la salud bucal, a pesar de que sí puede ser algo más molesto y doloroso el tratamiento.

Como conclusión, puedes usar brackets para corregir tu sonrisa y evitar posibles enfermedades bucales, no importa la edad que tengas tú o tu familia. En Clínica Dental Plaza Dachs personalizamos el tratamiento y te facilitamos presupuesto sin compromiso. Contáctanos para más información.

Contacto