Consejos para el cepillado de dientes con brackets

Muchas personas que desean tener bien alineados los dientes deciden usar brackets. Esta opción mejora tanto la salud de los dientes como su estética. No obstante, no debe olvidarse realizar una buena rutina de higiene.

Debido a la estructura, forma y material de los brackets, es más probable que se cuelen restos de comida entre los alambres. Esto se traduce en una mayor generación de placa bacteriana.

Pero no hay de qué preocuparse si sigues las pautas que te presentamos en este artículo.

Pautas para la limpieza de brackets

En primer lugar, antes del cepillado, debes enjuagarte con agua vigorosamente para eliminar los restos de comida de mayor tamaño.

En segundo lugar, después es importante manejar de la forma adecuada el cepillo. Hay que inclinarlo para que las cerdas accedan a todos los recovecos. En especial, debe ponerse cuidado en la zona que une la encía con el diente, pues es la más propensa a acumular placa bacteriana.

Después, emplea un cepillo interdental, que son de menor tamaño y llegan a todos los espacios, incluso aquellos donde no llega un cepillo tradicional.

Recuerda emplear hilo dental. Al principio te costará, pero a medida que le cojas el truco notarás los beneficios.

Para acabar, el tiempo también importa. Nunca dediques menos de 3 o 4 minutos. Y, cuando termines, verifica por medio de un espejo que no han quedado restos indeseados de comida. El aspecto de los brackets debe ser limpio y brillante.

Solo un recordatorio más: si quien lleva los brackets es un adolescente, conviene que los padres supervisen que el cepillado de dientes con brackets se realiza con la frecuencia y de la forma adecuadas.

Desde Clínica Dental Plaza Dachs deseamos que estos consejos te sean de ayuda. Si estás pensando en corregir la alineación de los dientes, ponte en contacto con nosotros y te ofreceremos el mejor tratamiento para ti.