Cuidar de tus dientes también es muy importante en verano

Durante los días de vacaciones, nuestro ritmo de vida cambia y nuestras rutinas habituales se ven alteradas de una forma o de otra. Eso puede provocar que algunos hábitos saludables que llevamos a rajatabla durante el resto del año también se vean afectados. Por ese motivo, es necesario contar con ciertas pautas a seguir y tener especial atención con nuestra salud bucodental. A continuación te daremos algunos consejos para cuidar de tus dientes en verano.

Consejos para cuidar de tus dientes en verano

¿Cómo puedo proteger mis dientes en verano?

Sigue estas pautas y te aseguramos una salud dental envidiable también durante tus vacaciones:

  • Acude al dentista antes de marcharte de vacaciones. De esta manera no tendrás ninguna sorpresa inesperada cuando estés fuera de casa. Una revisión con nuestro especialista ayudará a determinar si tenemos la salud bucodental adecuada y las precauciones que debemos seguir para conservarla durante el tiempo que pasemos fuera.

  • Nunca descuides la higiene bucodental. Es muy común que se descuide la higiene dental porque pasamos mucho tiempo fuera. Sin embargo, vayamos a donde vayamos es necesario tener a mano un kit de aseo con un cepillo, pasta de dientes e hilo dental. Así podemos evitar la caries o la gingivitis.

  • Aliméntate bien. Azúcares, helados, refrescos carbonatados… Solemos consumirlos con mayor frecuencia en verano. La alimentación es fundamental para mantener unos dientes sanos y, por eso mismo, no hay que dejar de tomar frutas y verduras durante las vacaciones. La manzana o las uvas son especialmente beneficiosas para el cuidado dental.

  • Ten cuidado con el cloro de las piscinas. El cloro puede afectar negativamente el estado de nuestros dientes haciendo que aparezcan manchas y un sarro marrón sobre todo en la parte frontal. Podemos prevenir estos casos utilizando flúor de forma regular, en especial después de los baños en la piscina.

  • Ten en cuenta los deportes que practicas. El snorkeling o el buceo pueden ser deportes muy atractivos, sobre todo en los meses estivales. Sin embargo, una mala salud dental sumada a la presión del agua y la que ejerce la propia persona al morder el tubo de buceo, por ejemplo, pueden acabar produciendo dolor intenso.

Seguro que siguiendo estos sencillos consejos para cuidar de tus dientes en verano no tendrás ninguna sorpresa inesperada y molesta.

¡No lo dudes!

Si tienes alguna duda, ponte en contacto con nosotros y nuestros especialistas te asesorarán para que elijas la opción que mejor se adapta a ti.

Contacto