Trucos para usar el hilo dental de forma correcta

A menudo hemos compartido en este blog el consejo de emplear hilo dental -también llamada seda dental- en la rutina diaria de higiene bucodental.

Gracias al hilo accedes a la limpieza de recovecos a los que es imposible llegar con el cepillo. Así que si quieres eliminar la placa bacteriana por completo debes aprender a utilizar la seda con la técnica correcta.

Con el objetivo de ayudarte hemos ideado este artículo en el que te proporcionamos una guía paso a paso para un buen empleo de la seda dental.

5 consejos para una higiene dental completa con hilo dental

  1. Aunque pueda sorprenderte, lo primero que debes hacer es lavarte las manos en profundidad. Al final, son ellas las que van a estar introducidas parcialmente en tu boca y podrías transportar involuntariamente bacterias desde el exterior.
  2. Corta una porción de hilo dental. Recomendamos que sea un poco larga para que no se quede corta a la hora de enrollarla alrededor de tus dedos corazón para tenerla bien sujeta.
  3. Mejor comienza la limpieza interdental de la arcada superior. Una vez introduzcas la seda entre los dientes, procura que los movimientos sean en sentido vertical.
  4. Repite el movimiento con todos los dientes, sustituyendo el trozo de seda dental por uno limpio. Aunque no notes ningún resto de comida o molestia pues pueden haber quedado bacterias.
  5. Además de los espacios entre dientes, el objetivo de la seda es remover cualquier suciedad que haya quedado en la curvatura superior del diente, que queda en contacto con la encía.

¿Hay que hacer todo este ritual cada vez que nos lavamos los dientes? Nuestra recomendación es marcarse el objetivo de realizarlo por lo menos una vez al día.

La rutina de lavado que incluye el hilo dental forma parte de la medicina conservadora, basada en la prevención.

Si quieres pedir cita con nuestros especialistas para recibir más recomendaciones personalizadas, contáctanos.

Contacto