Descubre los 5 mitos más extendidos sobre el blanqueamiento dental casero

blanqueamiento dental

El tiempo, la comida, el café o el tabaco provocan que los dientes se vuelvan de color amarillo. Las personas deseamos tener una dentadura blanca y limpia como la de los famosos que tanto vemos en las películas.

Esta obsesión por conseguir dientes perfectos y blancos a bajo coste, ha llevado a la creación de mitos y locuras que podemos hacer des de casa para cumplir nuestro sueño.

Los 5 mitos más extendidos en internet

Remedios caseros y milagrosos invaden continuamente internet, y no solo para obtener dientes blancos y puros, también existen mitos sobre las dietas milagrosas o como  adelgazar 15 quilos sin moverte del sofá.  Todos ellos son peligrosos ya que ponen en riesgo nuestra salud y por eso hay que estar bien informado y consultar con un especialista. En el caso de una dentadura perfecta lo más recomendable es asistir a un dentista, y en caso de hacer dieta pues al médico o nutricionista dependiendo de nuestra condición física.

En esta lista explicamos los mitos más extendidos para conseguir una sonrisa de película:

  • Bicarbonato

  • Polvos de Carbón

  • Pasta dental blanqueadora

  • Agua oxigenada

  • Kits de blanqueamiento

El primer mito utiliza algo tan casero como el bicarbonato y lo une a la acción antioxidante del limón, para obtener resultados increíbles. La realidad es que no esta comprobado que funcione, y lo único que se ha demostrado es el excesivo desgaste en dientes y encías que se produce al mezclar estos dos componentes.

En segundo lugar, nos encontramos los  polvos de carbón activo que podemos encontrar en muchas plataformas de compra online. Este producto al igual que pasa con el anterior, solo nos produce un terrible desgaste en la dentadura.

Dormir con la pasta blanqueadora como si fuera una férula, tampoco nos blanqueara los dientes, pero si que nos puede llegar a provocar una terrible sensibilidad dental. No esta recomendado dormir con ninguna pasta dental. Es más útil un buen cepillado de los dientes.

El cuarto mito es el uso de agua oxigenada como si se tratara de un blanqueador. Para que esto funcionara se necesitaría activar esa agua oxigenada con ayuda de alguna luz, y a parte de esto, al hacerlo en casa no puedes controlar bien ni el tiempo ni la cantidad.

Por último y uno de los más populares: las férulas de blanqueamiento. También las podríamos llamarlas férulas milagrosas, prometen unos resultados difícilmente obtenibles. Es la idea menos disparatada de todas, incluso las puedes conseguir en una farmacia, pero tiene por contra que al aplicarlas un particular,  es más difícil obtener el resultado que queremos.

Si deseas unos dientes perfectos, contactanos. Estaremos encantados de que nos preguntes en nuestra clínica dental de la Garriga para brindarte más información sobre este tipo de tratamientos.

¡No lo dudes!

Si tienes alguna duda, ponte en contacto con nosotros y nuestros especialistas te asesorarán para que elijas la opción que mejor se adapta a ti.

Contacto